Otro

Gobernador Cuomo: Los perros son bienvenidos en las mesas al aire libre de los restaurantes de Nueva York

Gobernador Cuomo: Los perros son bienvenidos en las mesas al aire libre de los restaurantes de Nueva York


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Los perros en todo el estado de Nueva York ahora podrán unirse a sus dueños para una comida al aire libre en los restaurantes participantes.

En un comunicado, el gobernador Cuomo dio la bienvenida a los "amigos de cuatro patas" de Nueva York para disfrutar de la próspera cultura de restaurantes del estado.

En lo que es quizás una de las leyes de la industria alimentaria menos controvertidas de la historia, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, firmó un proyecto de ley que permite a los perros cenar con sus dueños en las áreas de asientos al aire libre de los restaurantes.

"Cuando se sienta a cenar, es su esposo, su pareja, su esposa, sus hijos y su perro", dijo la patrocinadora del proyecto de ley, la asambleísta Linda B. Rosenthal, al New York Times a principios de este año.

A partir del lunes 26 de octubre, los perros con correa serán bienvenidos a unirse a sus dueños fuera de los restaurantes participantes. Como parte de la legislación, los restaurantes pueden elegir individualmente si aceptan o no caninos. Los restaurantes también deberán proporcionar una entrada alternativa para los perros y sus dueños, de modo que los animales no tengan que pasar por el restaurante.

“Esta acción le dará a los restaurantes una opción adicional para aumentar los ingresos y hacer crecer sus negocios al atraer a esta nueva audiencia de neoyorquinos dueños de perros y sus amigos de cuatro patas”, dijo el gobernador Cuomo en un comunicado. "Al permitir esta flexibilidad adicional y al establecer pautas sanitarias y de salud firmes, esta legislación logra un equilibrio adecuado".


  • Los comensales fueron fotografiados descendiendo a sus lugares favoritos para los amantes de la comida en la ciudad de Nueva York el sábado por la noche.
  • Los neoyorquinos buscaban disfrutar de cenas en interiores para lo que probablemente sea la última vez en 2020
  • El gobernador Cuomo anunció que las comidas en interiores del viernes estarán prohibidas a partir del lunes en toda la ciudad de Nueva York
  • Esto marca un golpe para la industria de la restauración que ya estaba luchando con un 25% de capacidad interior.
  • Las hospitalizaciones por COVID-19 en el estado de Nueva York están aumentando, llegando a 5.359 el viernes, el número más alto registrado desde mayo, cuando Nueva York fue el epicentro mundial del virus.
  • La tasa de positividad de la ciudad de Nueva York es más baja que la de muchas regiones del estado con un 3,99%.
  • Sin embargo, las camas de hospital se están agotando en la ciudad con un 81% ahora lleno y solo el 24% de las camas de la UCI disponibles.
  • Las comidas al aire libre, así como en interiores, han sido prohibidas en el condado de Los Ángeles, pero los funcionarios de Manhattan Beach, los dueños de restaurantes y los amantes de la comida están eludiendo la prohibición al establecer 'parklets públicos'.
  • Los parklets son áreas públicas para sentarse al aire libre que quedan fuera del alcance de la prohibición porque las áreas públicas para sentarse al aire libre no están prohibidas y las áreas no son operadas por los restaurantes.
  • A nivel nacional, Estados Unidos alcanzó un récord de hospitalizaciones por séptimo día consecutivo el sábado

Publicado: 03:54 BST, 13 de diciembre de 2020 | Actualizado: 13:41 BST, 13 de diciembre de 2020

Los neoyorquinos se apresuran a ir a los restaurantes y bares de la ciudad para disfrutar de una última cena con amigos antes de que comience la prohibición de comer en interiores del gobernador Andrew Cuomo el lunes.

Se fotografió a los comensales descendiendo a sus lugares favoritos para los amantes de la comida en la ciudad de Nueva York el sábado por la noche para colocar una mesa adentro para lo que probablemente sea la última vez en 2020.

Las hospitalizaciones por COVID-19 en el estado de Nueva York están aumentando, llegando a 5.359 el viernes, un aumento de 38 en un solo día y el número más alto registrado desde mayo, cuando Nueva York era el epicentro mundial del virus.

De los hospitalizados, 1.029 estaban en UCI y 563 estaban intubados.

La tasa de positividad fue del 4.58 por ciento en todo el estado, en comparación con el 4.98 por ciento del día anterior, cuando volvió a caer por debajo de la marca del 5 por ciento.

La tasa de positividad de la ciudad de Nueva York es más baja que la de muchas regiones del estado con un 3,99 por ciento, lo que ha llevado a muchos propietarios de restaurantes y bares a cuestionar la decisión de cerrar el comedor interior.

Sin embargo, las camas de hospital se están agotando en la ciudad con un 81 por ciento ahora lleno y tiene la proporción más baja de camas de UCI disponibles en el estado, junto con el condado de Mohawk, con solo el 24 por ciento todavía vacío.

Con el temor en aumento de que el sistema de salud pronto se vea abrumado, Cuomo tomó la impopular decisión el viernes de cerrar todos los restaurantes bajo techo en la ciudad de Nueva York a partir del lunes.

El retroceso en los planes de reapertura sigue movimientos similares en otros estados de ciudades.

Gran parte de California se ha sumergido en una orden de quedarse en casa y el condado de Los Ángeles incluso ha prohibido las comidas al aire libre, con un área de Los Ángeles, Manhattan Beach, eludiendo la prohibición estableciendo 'parklets'.

Los parklets son áreas públicas para sentarse al aire libre que quedan fuera del alcance de la prohibición porque las áreas públicas para sentarse al aire libre no están prohibidas y las áreas no son operadas por los restaurantes.

Esto se produce cuando los casos, las hospitalizaciones y las muertes están aumentando en todo el país, y Estados Unidos registra su día más mortífero desde que comenzó la pandemia el viernes.

Los neoyorquinos se dirigen a los restaurantes este fin de semana antes de que el comedor interior vuelva a cerrar debido a la pandemia. En la foto del restaurante Urban Vegan Kitchen en West Village

Con el tic-tac del reloj hasta el cierre del comedor interior en la Gran Manzana, los neoyorquinos salieron el sábado para aprovechar al máximo la oportunidad de escapar del clima invernal. Restaurante Spunta Pizza en Manhattan

Se fotografió a los comensales descendiendo a sus hospots favoritos para amantes de la comida en la ciudad de Nueva York el sábado por la noche para guardar una mesa adentro para lo que probablemente sea la última vez en 2020.

Los neoyorquinos se apresuran a ir a los restaurantes y bares de la ciudad para disfrutar de una última cena con amigos antes de que comience la prohibición de comer en interiores del gobernador Andrew Cuomo el lunes.

Con el temor en aumento de que el sistema de salud pronto se vea abrumado, Cuomo tomó la impopular decisión el viernes de cerrar todos los restaurantes bajo techo en la ciudad de Nueva York a partir del lunes.

Las familias y los amigos disfrutaron de las comidas dentro de sus locales locales el sábado por la noche para aprovechar al máximo las comidas en el interior mientras puedan.

Con el tic-tac del reloj hasta el cierre del comedor interior en la Gran Manzana, los neoyorquinos salieron el sábado para aprovechar al máximo la oportunidad de escapar del clima invernal.

Las familias y amigos disfrutaron de las comidas dentro de sus locales locales, mientras que algunos de los lugares más emblemáticos de la ciudad tenían largas filas afuera mientras los clientes esperaban las mesas ya limitadas, debido a la regla actual de capacidad del 25 por ciento.

Durante el día, se vio a la gente tomando un brunch y una bebida festiva dentro de varios restaurantes en Soho, Manhattan.


  • Los comensales fueron fotografiados descendiendo a sus lugares favoritos para los amantes de la comida en la ciudad de Nueva York el sábado por la noche.
  • Los neoyorquinos buscaban disfrutar de cenas en interiores para lo que probablemente sea la última vez en 2020
  • El gobernador Cuomo anunció que las comidas en interiores del viernes estarán prohibidas a partir del lunes en toda la ciudad de Nueva York
  • Esto marca un golpe para la industria de la restauración que ya estaba luchando con un 25% de capacidad interior.
  • Las hospitalizaciones por COVID-19 en el estado de Nueva York están aumentando, llegando a 5.359 el viernes, el número más alto registrado desde mayo, cuando Nueva York fue el epicentro mundial del virus.
  • La tasa de positividad de la ciudad de Nueva York es más baja que la de muchas regiones del estado con un 3,99%.
  • Sin embargo, las camas de hospital se están agotando en la ciudad con un 81% ahora lleno y solo el 24% de las camas de la UCI disponibles.
  • Las comidas al aire libre, así como en interiores, han sido prohibidas en el condado de Los Ángeles, pero los funcionarios de Manhattan Beach, los dueños de restaurantes y los amantes de la comida están eludiendo la prohibición al establecer 'parklets públicos'.
  • Los parklets son áreas públicas para sentarse al aire libre que quedan fuera del alcance de la prohibición porque las áreas públicas para sentarse al aire libre no están prohibidas y las áreas no son operadas por los restaurantes.
  • A nivel nacional, Estados Unidos alcanzó un récord de hospitalizaciones por séptimo día consecutivo el sábado.

Publicado: 03:54 BST, 13 de diciembre de 2020 | Actualizado: 13:41 BST, 13 de diciembre de 2020

Los neoyorquinos se apresuran a ir a los restaurantes y bares de la ciudad para disfrutar de una última cena con amigos antes de que comience la prohibición de comer en interiores del gobernador Andrew Cuomo el lunes.

Se fotografió a los comensales descendiendo a sus lugares favoritos para los amantes de la comida en la ciudad de Nueva York el sábado por la noche para colocar una mesa adentro para lo que probablemente sea la última vez en 2020.

Las hospitalizaciones por COVID-19 en el estado de Nueva York están aumentando, llegando a 5.359 el viernes, un aumento de 38 en un solo día y el número más alto registrado desde mayo, cuando Nueva York era el epicentro mundial del virus.

De los hospitalizados, 1.029 estaban en UCI y 563 estaban intubados.

La tasa de positividad fue de 4.58 por ciento en todo el estado, por debajo del 4.98 por ciento del día anterior, cuando volvió a caer por debajo de la marca del 5 por ciento.

La tasa de positividad de la ciudad de Nueva York es más baja que la de muchas regiones del estado con un 3,99 por ciento, lo que ha llevado a muchos propietarios de restaurantes y bares a cuestionar la decisión de cerrar el comedor interior.

Sin embargo, las camas de hospital se están agotando en la ciudad con un 81 por ciento ahora lleno y tiene la proporción más baja de camas de UCI disponibles en el estado, junto con el condado de Mohawk, con solo el 24 por ciento todavía vacío.

Con el temor en aumento de que el sistema de salud pronto se vea abrumado, Cuomo tomó la impopular decisión el viernes de cerrar todos los restaurantes bajo techo en la ciudad de Nueva York a partir del lunes.

El retroceso en los planes de reapertura sigue movimientos similares en otros estados de ciudades.

Gran parte de California se ha sumergido en una orden de quedarse en casa y el condado de Los Ángeles incluso ha prohibido las comidas al aire libre, con un área de Los Ángeles, Manhattan Beach, eludiendo la prohibición estableciendo 'parklets'.

Los parklets son áreas públicas para sentarse al aire libre que quedan fuera del alcance de la prohibición porque las áreas públicas para sentarse al aire libre no están prohibidas y las áreas no son operadas por los restaurantes.

Esto se produce cuando los casos, las hospitalizaciones y las muertes están aumentando en todo el país, y Estados Unidos registra su día más mortífero desde que comenzó la pandemia el viernes.

Los neoyorquinos se dirigen a los restaurantes este fin de semana antes de que el comedor interior vuelva a cerrar debido a la pandemia. En la foto del restaurante Urban Vegan Kitchen en West Village

Con el tic-tac del reloj hasta el cierre del comedor interior en la Gran Manzana, los neoyorquinos salieron el sábado para aprovechar al máximo la oportunidad de escapar del clima invernal. Restaurante Spunta Pizza en Manhattan

Se fotografió a los comensales descendiendo a sus hospots favoritos para amantes de la comida en la ciudad de Nueva York el sábado por la noche para guardar una mesa adentro para lo que probablemente sea la última vez en 2020.

Los neoyorquinos se apresuran a ir a los restaurantes y bares de la ciudad para disfrutar de una última cena con amigos antes de que comience la prohibición de comer en interiores del gobernador Andrew Cuomo el lunes.

Con el temor en aumento de que el sistema de salud pronto se vea abrumado, Cuomo tomó la impopular decisión el viernes de cerrar todos los restaurantes bajo techo en la ciudad de Nueva York a partir del lunes.

Las familias y los amigos disfrutaron de las comidas dentro de sus locales locales el sábado por la noche para aprovechar al máximo las comidas en el interior mientras puedan.

Con el tic-tac del reloj hasta el cierre del comedor interior en la Gran Manzana, los neoyorquinos salieron el sábado para aprovechar al máximo la oportunidad de escapar del clima invernal.

Las familias y los amigos disfrutaron de las comidas dentro de sus locales locales, mientras que algunos de los lugares más emblemáticos de la ciudad tenían largas filas afuera mientras los clientes esperaban las mesas ya limitadas, debido a la regla actual de capacidad del 25 por ciento.

Durante el día, se vio a la gente tomando un brunch y una bebida festiva dentro de varios restaurantes en Soho, Manhattan.


  • Los comensales fueron fotografiados descendiendo a sus lugares favoritos para los amantes de la comida en la ciudad de Nueva York el sábado por la noche.
  • Los neoyorquinos buscaban disfrutar de cenas en interiores para lo que probablemente sea la última vez en 2020
  • El gobernador Cuomo anunció que las comidas en interiores del viernes estarán prohibidas a partir del lunes en toda la ciudad de Nueva York
  • Esto marca un golpe para la industria de la restauración que ya estaba luchando con un 25% de capacidad interior.
  • Las hospitalizaciones por COVID-19 en el estado de Nueva York están aumentando, llegando a 5.359 el viernes, el número más alto registrado desde mayo, cuando Nueva York fue el epicentro mundial del virus.
  • La tasa de positividad de la ciudad de Nueva York es más baja que la de muchas regiones del estado con un 3,99%.
  • Sin embargo, las camas de hospital se están agotando en la ciudad con un 81% ahora lleno y solo el 24% de las camas de la UCI disponibles.
  • Las comidas al aire libre, así como en el interior, están prohibidas en el condado de Los Ángeles, pero los funcionarios de Manhattan Beach, los dueños de restaurantes y los amantes de la comida están eludiendo la prohibición al establecer 'parklets públicos'.
  • Los parklets son áreas públicas para sentarse al aire libre que quedan fuera del alcance de la prohibición porque las áreas públicas para sentarse al aire libre no están prohibidas y las áreas no son operadas por los restaurantes.
  • A nivel nacional, Estados Unidos alcanzó un récord de hospitalizaciones por séptimo día consecutivo el sábado

Publicado: 03:54 BST, 13 de diciembre de 2020 | Actualizado: 13:41 BST, 13 de diciembre de 2020

Los neoyorquinos se apresuran a ir a los restaurantes y bares de la ciudad para disfrutar de una última cena con amigos antes de que comience la prohibición de comer en interiores del gobernador Andrew Cuomo el lunes.

Se fotografió a los comensales descendiendo a sus lugares favoritos para los amantes de la comida en la ciudad de Nueva York el sábado por la noche para colocar una mesa adentro para lo que probablemente sea la última vez en 2020.

Las hospitalizaciones por COVID-19 en el estado de Nueva York están aumentando, llegando a 5.359 el viernes, un aumento de 38 en un solo día y el número más alto registrado desde mayo, cuando Nueva York era el epicentro mundial del virus.

De los hospitalizados, 1.029 estaban en UCI y 563 estaban intubados.

La tasa de positividad fue de 4.58 por ciento en todo el estado, por debajo del 4.98 por ciento del día anterior, cuando volvió a caer por debajo de la marca del 5 por ciento.

La tasa de positividad de la ciudad de Nueva York es más baja que la de muchas regiones del estado con un 3,99 por ciento, lo que ha llevado a muchos propietarios de restaurantes y bares a cuestionar la decisión de cerrar el comedor interior.

Sin embargo, las camas de hospital se están agotando en la ciudad con un 81 por ciento ahora lleno y tiene la proporción más baja de camas de UCI disponibles en el estado, junto con el condado de Mohawk, con solo el 24 por ciento todavía vacío.

Con el temor en aumento de que el sistema de salud pronto se vea abrumado, Cuomo tomó la impopular decisión el viernes de cerrar todos los restaurantes bajo techo en la ciudad de Nueva York a partir del lunes.

El retroceso en los planes de reapertura sigue movimientos similares en otros estados de ciudades.

Gran parte de California se ha sumergido en una orden de quedarse en casa y el condado de Los Ángeles incluso ha prohibido las comidas al aire libre, con un área de Los Ángeles, Manhattan Beach, eludiendo la prohibición estableciendo 'parklets'.

Los parklets son áreas públicas para sentarse al aire libre que quedan fuera del alcance de la prohibición porque las áreas públicas para sentarse al aire libre no están prohibidas y las áreas no son operadas por los restaurantes.

Esto se produce cuando los casos, las hospitalizaciones y las muertes están aumentando en todo el país, y Estados Unidos registra su día más mortífero desde que comenzó la pandemia el viernes.

Los neoyorquinos se dirigen a los restaurantes este fin de semana antes de que el comedor interior vuelva a cerrar debido a la pandemia. En la foto del restaurante Urban Vegan Kitchen en West Village

Con el tic-tac del reloj hasta el cierre del comedor interior en la Gran Manzana, los neoyorquinos salieron el sábado para aprovechar al máximo la oportunidad de escapar del clima invernal. Restaurante Spunta Pizza en Manhattan

Se fotografió a los comensales descendiendo a sus hospots favoritos para amantes de la comida en la ciudad de Nueva York el sábado por la noche para guardar una mesa adentro para lo que probablemente sea la última vez en 2020.

Los neoyorquinos se apresuran a ir a los restaurantes y bares de la ciudad para disfrutar de una última cena con amigos antes de que comience la prohibición de comer en interiores del gobernador Andrew Cuomo el lunes.

Con el temor en aumento de que el sistema de salud pronto se vea abrumado, Cuomo tomó la impopular decisión el viernes de cerrar todos los restaurantes bajo techo en la ciudad de Nueva York a partir del lunes.

Las familias y los amigos disfrutaron de las comidas dentro de sus locales locales el sábado por la noche para aprovechar al máximo las comidas en el interior mientras puedan.

Con el tic-tac del reloj hasta el cierre del comedor interior en la Gran Manzana, los neoyorquinos salieron el sábado para aprovechar al máximo la oportunidad de escapar del clima invernal.

Las familias y los amigos disfrutaron de las comidas dentro de sus locales locales, mientras que algunos de los lugares más emblemáticos de la ciudad tenían largas filas afuera mientras los clientes esperaban las mesas ya limitadas, debido a la regla actual de capacidad del 25 por ciento.

Durante el día, se vio a la gente tomando un brunch y una bebida festiva dentro de varios restaurantes en Soho, Manhattan.


  • Los comensales fueron fotografiados descendiendo a sus lugares favoritos para los amantes de la comida en la ciudad de Nueva York el sábado por la noche.
  • Los neoyorquinos buscaban disfrutar de cenas en interiores para lo que probablemente sea la última vez en 2020
  • El gobernador Cuomo anunció que las comidas en interiores del viernes estarán prohibidas a partir del lunes en toda la ciudad de Nueva York
  • Esto marca un golpe para la industria de la restauración que ya estaba luchando con un 25% de capacidad interior.
  • Las hospitalizaciones por COVID-19 en el estado de Nueva York están aumentando, llegando a 5.359 el viernes, el número más alto registrado desde mayo, cuando Nueva York fue el epicentro mundial del virus.
  • La tasa de positividad de la ciudad de Nueva York es más baja que la de muchas regiones del estado con un 3,99%.
  • Sin embargo, las camas de hospital se están agotando en la ciudad con el 81% ahora lleno y solo el 24% de las camas de la UCI disponibles.
  • Las comidas al aire libre, así como en interiores, han sido prohibidas en el condado de Los Ángeles, pero los funcionarios de Manhattan Beach, los dueños de restaurantes y los amantes de la comida están eludiendo la prohibición al establecer 'parklets públicos'.
  • Los parklets son áreas públicas para sentarse al aire libre que quedan fuera del alcance de la prohibición porque las áreas públicas para sentarse al aire libre no están prohibidas y las áreas no son operadas por los restaurantes.
  • A nivel nacional, Estados Unidos alcanzó un récord de hospitalizaciones por séptimo día consecutivo el sábado

Publicado: 03:54 BST, 13 de diciembre de 2020 | Actualizado: 13:41 BST, 13 de diciembre de 2020

Los neoyorquinos se apresuran a ir a los restaurantes y bares de la ciudad para disfrutar de una última cena con amigos antes de que comience la prohibición de comer en interiores del gobernador Andrew Cuomo el lunes.

Se fotografió a los comensales descendiendo a sus lugares favoritos para los amantes de la comida en la ciudad de Nueva York el sábado por la noche para colocar una mesa adentro para lo que probablemente sea la última vez en 2020.

Las hospitalizaciones por COVID-19 en el estado de Nueva York están aumentando, llegando a 5.359 el viernes, un aumento de 38 en un solo día y el número más alto registrado desde mayo, cuando Nueva York era el epicentro mundial del virus.

De los hospitalizados, 1.029 estaban en UCI y 563 estaban intubados.

La tasa de positividad fue de 4.58 por ciento en todo el estado, por debajo del 4.98 por ciento del día anterior, cuando volvió a caer por debajo de la marca del 5 por ciento.

La tasa de positividad de la ciudad de Nueva York es más baja que la de muchas regiones del estado con un 3,99 por ciento, lo que ha llevado a muchos propietarios de restaurantes y bares a cuestionar la decisión de cerrar el comedor interior.

Sin embargo, las camas de hospital se están agotando en la ciudad con un 81 por ciento ahora lleno y tiene la proporción más baja de camas de UCI disponibles en el estado, junto con el condado de Mohawk, con solo el 24 por ciento todavía vacío.

Con el temor en aumento de que el sistema de salud pronto se vea abrumado, Cuomo tomó la impopular decisión el viernes de cerrar todos los restaurantes bajo techo en la ciudad de Nueva York a partir del lunes.

El retroceso en los planes de reapertura sigue movimientos similares en otros estados de ciudades.

Gran parte de California se ha sumergido en una orden de quedarse en casa y el condado de Los Ángeles incluso ha prohibido las comidas al aire libre, con un área de Los Ángeles, Manhattan Beach, eludiendo la prohibición estableciendo 'parklets'.

Los parklets son áreas públicas para sentarse al aire libre que quedan fuera del alcance de la prohibición porque las áreas públicas para sentarse al aire libre no están prohibidas y las áreas no son operadas por los restaurantes.

Esto se produce cuando los casos, las hospitalizaciones y las muertes están aumentando en todo el país, y Estados Unidos registra su día más mortífero desde que comenzó la pandemia el viernes.

Los neoyorquinos se dirigen a los restaurantes este fin de semana antes de que el comedor interior vuelva a cerrar debido a la pandemia. En la foto del restaurante Urban Vegan Kitchen en West Village

Con el tic-tac del reloj hasta el cierre del comedor interior en la Gran Manzana, los neoyorquinos salieron el sábado para aprovechar al máximo la oportunidad de escapar del clima invernal. Restaurante Spunta Pizza en Manhattan

Se fotografió a los comensales descendiendo a sus hospots favoritos para amantes de la comida en la ciudad de Nueva York el sábado por la noche para guardar una mesa adentro para lo que probablemente sea la última vez en 2020.

Los neoyorquinos se apresuran a ir a los restaurantes y bares de la ciudad para disfrutar de una última cena con amigos antes de que comience la prohibición de comer en interiores del gobernador Andrew Cuomo el lunes.

Con el temor en aumento de que el sistema de salud pronto se vea abrumado, Cuomo tomó la impopular decisión el viernes de cerrar todos los restaurantes bajo techo en la ciudad de Nueva York a partir del lunes.

Las familias y los amigos disfrutaron de las comidas dentro de sus locales locales el sábado por la noche para aprovechar al máximo las comidas en el interior mientras puedan.

Con el tic-tac del reloj hasta el cierre del comedor interior en la Gran Manzana, los neoyorquinos salieron el sábado para aprovechar al máximo la oportunidad de escapar del clima invernal.

Las familias y los amigos disfrutaron de las comidas dentro de sus locales locales, mientras que algunos de los lugares más emblemáticos de la ciudad tenían largas filas afuera mientras los clientes esperaban las mesas ya limitadas, debido a la regla actual de capacidad del 25 por ciento.

Durante el día, se vio a la gente tomando un brunch y una bebida festiva dentro de varios restaurantes en Soho, Manhattan.


  • Los comensales fueron fotografiados descendiendo a sus lugares favoritos para los amantes de la comida en la ciudad de Nueva York el sábado por la noche.
  • Los neoyorquinos buscaban disfrutar de cenas en interiores para lo que probablemente sea la última vez en 2020
  • El gobernador Cuomo anunció que las comidas en interiores del viernes estarán prohibidas a partir del lunes en toda la ciudad de Nueva York
  • Esto marca un golpe para la industria de la restauración que ya estaba luchando con un 25% de capacidad interior.
  • Las hospitalizaciones por COVID-19 en el estado de Nueva York están aumentando, llegando a 5.359 el viernes, el número más alto registrado desde mayo, cuando Nueva York fue el epicentro mundial del virus.
  • La tasa de positividad de la ciudad de Nueva York es más baja que la de muchas regiones del estado con un 3,99%.
  • Sin embargo, las camas de hospital se están agotando en la ciudad con el 81% ahora lleno y solo el 24% de las camas de la UCI disponibles.
  • Las comidas al aire libre, así como en el interior, están prohibidas en el condado de Los Ángeles, pero los funcionarios de Manhattan Beach, los dueños de restaurantes y los amantes de la comida están eludiendo la prohibición al establecer 'parklets públicos'.
  • Los parklets son áreas públicas para sentarse al aire libre que quedan fuera del alcance de la prohibición porque las áreas públicas para sentarse al aire libre no están prohibidas y las áreas no son operadas por los restaurantes.
  • A nivel nacional, Estados Unidos alcanzó un récord de hospitalizaciones por séptimo día consecutivo el sábado

Publicado: 03:54 BST, 13 de diciembre de 2020 | Actualizado: 13:41 BST, 13 de diciembre de 2020

Los neoyorquinos se apresuran a ir a los restaurantes y bares de la ciudad para disfrutar de una última cena con amigos antes de que comience la prohibición de comer en interiores del gobernador Andrew Cuomo el lunes.

Se fotografió a los comensales descendiendo a sus lugares favoritos para los amantes de la comida en la ciudad de Nueva York el sábado por la noche para colocar una mesa adentro para lo que probablemente sea la última vez en 2020.

Las hospitalizaciones por COVID-19 en el estado de Nueva York están aumentando, llegando a 5.359 el viernes, un aumento de 38 en un solo día y el número más alto registrado desde mayo, cuando Nueva York era el epicentro mundial del virus.

De los hospitalizados, 1.029 estaban en UCI y 563 estaban intubados.

La tasa de positividad fue del 4.58 por ciento en todo el estado, en comparación con el 4.98 por ciento del día anterior, cuando volvió a caer por debajo de la marca del 5 por ciento.

La tasa de positividad de la ciudad de Nueva York es más baja que la de muchas regiones del estado con un 3,99 por ciento, lo que ha llevado a muchos propietarios de restaurantes y bares a cuestionar la decisión de cerrar el comedor interior.

Sin embargo, las camas de hospital se están agotando en la ciudad con un 81 por ciento ahora lleno y tiene la proporción más baja de camas de UCI disponibles en el estado, junto con el condado de Mohawk, con solo el 24 por ciento todavía vacío.

Con el temor en aumento de que el sistema de salud pronto se vea abrumado, Cuomo tomó la impopular decisión el viernes de cerrar todos los restaurantes bajo techo en la ciudad de Nueva York a partir del lunes.

El retroceso en los planes de reapertura sigue movimientos similares en otros estados de ciudades.

Gran parte de California se ha sumergido en una orden de quedarse en casa y el condado de Los Ángeles incluso ha prohibido las comidas al aire libre, con un área de Los Ángeles, Manhattan Beach, eludiendo la prohibición estableciendo 'parklets'.

Los parklets son áreas públicas para sentarse al aire libre que quedan fuera del alcance de la prohibición porque las áreas públicas para sentarse al aire libre no están prohibidas y las áreas no son operadas por los restaurantes.

Esto se produce cuando los casos, las hospitalizaciones y las muertes están aumentando en todo el país, y Estados Unidos registra su día más mortífero desde que comenzó la pandemia el viernes.

Los neoyorquinos se dirigen a los restaurantes este fin de semana antes de que el comedor interior vuelva a cerrar debido a la pandemia. En la foto del restaurante Urban Vegan Kitchen en West Village

Con el tic-tac del reloj hasta el cierre del comedor interior en la Gran Manzana, los neoyorquinos salieron el sábado para aprovechar al máximo la oportunidad de escapar del clima invernal. Restaurante Spunta Pizza en Manhattan

Se fotografió a los comensales descendiendo a sus hospots favoritos para amantes de la comida en la ciudad de Nueva York el sábado por la noche para guardar una mesa adentro para lo que probablemente sea la última vez en 2020.

Los neoyorquinos se apresuran a ir a los restaurantes y bares de la ciudad para disfrutar de una última cena con amigos antes de que comience la prohibición de comer en interiores del gobernador Andrew Cuomo el lunes.

Con el temor en aumento de que el sistema de salud pronto se vea abrumado, Cuomo tomó la impopular decisión el viernes de cerrar todos los restaurantes bajo techo en la ciudad de Nueva York a partir del lunes.

Las familias y los amigos disfrutaron de las comidas dentro de sus locales locales el sábado por la noche para aprovechar al máximo las comidas en el interior mientras puedan.

Con el tic-tac del reloj hasta el cierre del comedor interior en la Gran Manzana, los neoyorquinos salieron el sábado para aprovechar al máximo la oportunidad de escapar del clima invernal.

Las familias y los amigos disfrutaron de las comidas dentro de sus locales locales, mientras que algunos de los lugares más emblemáticos de la ciudad tenían largas filas afuera mientras los clientes esperaban las mesas ya limitadas, debido a la regla actual de capacidad del 25 por ciento.

Durante el día, se vio a la gente tomando un brunch y una bebida festiva dentro de varios restaurantes en Soho, Manhattan.


  • Los comensales fueron fotografiados descendiendo a sus lugares favoritos para los amantes de la comida en la ciudad de Nueva York el sábado por la noche.
  • Los neoyorquinos buscaban disfrutar de cenas en interiores para lo que probablemente sea la última vez en 2020
  • El gobernador Cuomo anunció que las comidas en interiores del viernes estarán prohibidas a partir del lunes en toda la ciudad de Nueva York
  • Esto marca un golpe para la industria de la restauración que ya estaba luchando con un 25% de capacidad interior.
  • Las hospitalizaciones por COVID-19 en el estado de Nueva York están aumentando, llegando a 5.359 el viernes, el número más alto registrado desde mayo, cuando Nueva York fue el epicentro mundial del virus.
  • La tasa de positividad de la ciudad de Nueva York es más baja que la de muchas regiones del estado con un 3,99%.
  • Sin embargo, las camas de hospital se están agotando en la ciudad con un 81% ahora lleno y solo el 24% de las camas de la UCI disponibles.
  • Las comidas al aire libre, así como en el interior, están prohibidas en el condado de Los Ángeles, pero los funcionarios de Manhattan Beach, los dueños de restaurantes y los amantes de la comida están eludiendo la prohibición al establecer 'parklets públicos'.
  • Los parklets son áreas públicas para sentarse al aire libre que quedan fuera del alcance de la prohibición porque las áreas públicas para sentarse al aire libre no están prohibidas y las áreas no son operadas por los restaurantes.
  • A nivel nacional, Estados Unidos alcanzó un récord de hospitalizaciones por séptimo día consecutivo el sábado.

Publicado: 03:54 BST, 13 de diciembre de 2020 | Actualizado: 13:41 BST, 13 de diciembre de 2020

Los neoyorquinos se apresuran a ir a los restaurantes y bares de la ciudad para disfrutar de una última cena con amigos antes de que comience la prohibición de comer en interiores del gobernador Andrew Cuomo el lunes.

Se fotografió a los comensales descendiendo a sus lugares favoritos para los amantes de la comida en la ciudad de Nueva York el sábado por la noche para colocar una mesa adentro para lo que probablemente sea la última vez en 2020.

Las hospitalizaciones por COVID-19 en el estado de Nueva York están aumentando, llegando a 5.359 el viernes, un aumento de 38 en un solo día y el número más alto registrado desde mayo, cuando Nueva York era el epicentro mundial del virus.

De los hospitalizados, 1.029 estaban en UCI y 563 estaban intubados.

La tasa de positividad fue de 4.58 por ciento en todo el estado, por debajo del 4.98 por ciento del día anterior, cuando volvió a caer por debajo de la marca del 5 por ciento.

La tasa de positividad de la ciudad de Nueva York es más baja que la de muchas regiones del estado con un 3,99 por ciento, lo que ha llevado a muchos propietarios de restaurantes y bares a cuestionar la decisión de cerrar el comedor interior.

Sin embargo, las camas de hospital se están agotando en la ciudad con un 81 por ciento ahora lleno y tiene la proporción más baja de camas de UCI disponibles en el estado, junto con el condado de Mohawk, con solo el 24 por ciento todavía vacío.

Con el temor en aumento de que el sistema de salud pronto se vea abrumado, Cuomo tomó la impopular decisión el viernes de cerrar todos los restaurantes bajo techo en la ciudad de Nueva York a partir del lunes.

El retroceso en los planes de reapertura sigue movimientos similares en otros estados de ciudades.

Gran parte de California se ha sumergido en una orden de quedarse en casa y el condado de Los Ángeles incluso ha prohibido las comidas al aire libre, con un área de Los Ángeles, Manhattan Beach, eludiendo la prohibición estableciendo 'parklets'.

Los parklets son áreas públicas para sentarse al aire libre que quedan fuera del alcance de la prohibición porque las áreas públicas para sentarse al aire libre no están prohibidas y las áreas no son operadas por los restaurantes.

Esto se produce cuando los casos, las hospitalizaciones y las muertes están aumentando en todo el país, y Estados Unidos registra su día más mortífero desde que comenzó la pandemia el viernes.

Los neoyorquinos se dirigen a los restaurantes este fin de semana antes de que el comedor interior vuelva a cerrar debido a la pandemia. En la foto del restaurante Urban Vegan Kitchen en West Village

Con el tic-tac del reloj hasta el cierre del comedor interior en la Gran Manzana, los neoyorquinos salieron el sábado para aprovechar al máximo la oportunidad de escapar del clima invernal. Restaurante Spunta Pizza en Manhattan

Se fotografió a los comensales descendiendo a sus hospots favoritos para amantes de la comida en la ciudad de Nueva York el sábado por la noche para guardar una mesa adentro para lo que probablemente sea la última vez en 2020.

Los neoyorquinos se apresuran a ir a los restaurantes y bares de la ciudad para disfrutar de una última cena con amigos antes de que comience la prohibición de comer en interiores del gobernador Andrew Cuomo el lunes.

Con el temor en aumento de que el sistema de salud pronto se vea abrumado, Cuomo tomó la impopular decisión el viernes de cerrar todos los restaurantes bajo techo en la ciudad de Nueva York a partir del lunes.

Las familias y los amigos disfrutaron de las comidas dentro de sus locales locales el sábado por la noche para aprovechar al máximo las comidas en el interior mientras puedan.

Con el tic-tac del reloj hasta el cierre del comedor interior en la Gran Manzana, los neoyorquinos salieron el sábado para aprovechar al máximo la oportunidad de escapar del clima invernal.

Las familias y amigos disfrutaron de las comidas dentro de sus locales locales, mientras que algunos de los lugares más emblemáticos de la ciudad tenían largas filas afuera mientras los clientes esperaban las mesas ya limitadas, debido a la regla actual de capacidad del 25 por ciento.

During the daytime, people were spotted brunching and having a festive drink inside several restaurants in Soho, Manhattan.


  • Diners were pictured descending on their favorite foodie hotspots across New York City Saturday night
  • New Yorkers were looking to enjoy indoor dining for what is likely to be the last time in 2020
  • Governor Cuomo announced Friday indoor dining will be banned from Monday across NYC
  • This marks a blow for the restaurant industry which was already struggling with 25% indoor capacity
  • COVID-19 hospitalizations in New York state are surging, reaching 5,359 Friday - the highest number on record since May when New York was the virus epicenter of the world
  • New York City's positivity rate is lower than many regions of the state at 3.99%
  • However, hospital beds are running out in the city with 81% now full and just 24% of ICU beds available
  • Outdoor - as well as indoor - dining has been banned in LA County, but Manhattan Beach officials, restaurant owners and foodies are sidestepping the ban by setting up 'public parklets'
  • Parklets are public outdoor seating seating areas that fall outside the scope of the ban because public outdoor seating areas are not banned and the areas are not operated by the restaurants
  • Nationwide, America hit a record high for hospitalizations for the seventh day in a row Saturday

Published: 03:54 BST, 13 December 2020 | Updated: 13:41 BST, 13 December 2020

New Yorkers are rushing to the city's restaurants and bars to enjoy a last supper with friends before Governor Andrew Cuomo's indoor dining ban kicks in on Monday.

Diners were pictured descending on their favorite foodie hotspots across New York City Saturday night to bag a table inside for what is likely to be the last time in 2020.

COVID-19 hospitalizations in New York state are surging, reaching 5,359 Friday - an increase of 38 in a single day and the highest number on record since May when New York was the virus epicenter of the world.

Of those hospitalized, 1,029 were in ICU and 563 were intubated.

The positivity rate was 4.58 percent statewide, down from 4.98 percent the day before, when it fell back below the 5 percent mark

New York City's positivity rate is lower than many regions of the state at 3.99 percent which has led many restaurant and bar owners to question the decision to close indoor dining.

However, hospital beds are running out in the city with 81 percent now full and it has the lowest proportion of ICU beds available in the state - together with Mohawk County - with just 24 percent still empty.

With fears rising that the healthcare system could soon become overwhelmed, Cuomo made the unpopular decision Friday to shutter all indoor dining across New York City from Monday.

The backpedaling on reopening plans follows similar moves across other cities states.

Much of California has been plunged into a stay-at-home order and Los Angeles County has even banned outdoor dining, with one area of LA - Manhattan Beach - sidestepping the ban by setting up 'parklets'.

Parklets are public outdoor seating seating areas that fall outside the scope of the ban because public outdoor seating areas are not banned and the areas are not operated by the restaurants.

This comes as cases, hospitalizations and deaths are surging nationwide, with America recording its deadliest day since the pandemic began Friday.

New Yorkers head out into the restaurants this weekend before indoor dining is shut down again due to the pandemic. Restaurant Urban Vegan Kitchen in West Village pictured

With the clock ticking to the shuttering of indoor dining in the Big Apple, New Yorkers headed out Saturday to make the most of the chance to escape the winter weather. Restaurant Spunta Pizza in Manhattan

Diners were pictured descending on their favorite foodie hospots across New York City Saturday night to bag a table inside for what is likely to be the last time in 2020. Customers line up outside Dante in the West Village

New Yorkers are rushing to the city's restaurants and bars to enjoy a last supper with friends before Governor Andrew Cuomo's indoor dining ban kicks in on Monday

With fears rising that the healthcare system could soon become overwhelmed, Cuomo made the unpopular decision Friday to shutter all indoor dining across New York City from Monday.

Families and friends enjoyed meals inside their local joints Saturday night to make the most of indoor dining while they can

With the clock ticking to the shuttering of indoor dining in the Big Apple, New Yorkers headed out Saturday to make the most of the chance to escape the winter weather.

Families and friends enjoyed meals inside their local joints while some of the city's most iconic haunts had long lines outside as customers waited for the already limited tables - due to the current 25 percent capacity rule.

During the daytime, people were spotted brunching and having a festive drink inside several restaurants in Soho, Manhattan.


  • Diners were pictured descending on their favorite foodie hotspots across New York City Saturday night
  • New Yorkers were looking to enjoy indoor dining for what is likely to be the last time in 2020
  • Governor Cuomo announced Friday indoor dining will be banned from Monday across NYC
  • This marks a blow for the restaurant industry which was already struggling with 25% indoor capacity
  • COVID-19 hospitalizations in New York state are surging, reaching 5,359 Friday - the highest number on record since May when New York was the virus epicenter of the world
  • New York City's positivity rate is lower than many regions of the state at 3.99%
  • However, hospital beds are running out in the city with 81% now full and just 24% of ICU beds available
  • Outdoor - as well as indoor - dining has been banned in LA County, but Manhattan Beach officials, restaurant owners and foodies are sidestepping the ban by setting up 'public parklets'
  • Parklets are public outdoor seating seating areas that fall outside the scope of the ban because public outdoor seating areas are not banned and the areas are not operated by the restaurants
  • Nationwide, America hit a record high for hospitalizations for the seventh day in a row Saturday

Published: 03:54 BST, 13 December 2020 | Updated: 13:41 BST, 13 December 2020

New Yorkers are rushing to the city's restaurants and bars to enjoy a last supper with friends before Governor Andrew Cuomo's indoor dining ban kicks in on Monday.

Diners were pictured descending on their favorite foodie hotspots across New York City Saturday night to bag a table inside for what is likely to be the last time in 2020.

COVID-19 hospitalizations in New York state are surging, reaching 5,359 Friday - an increase of 38 in a single day and the highest number on record since May when New York was the virus epicenter of the world.

Of those hospitalized, 1,029 were in ICU and 563 were intubated.

The positivity rate was 4.58 percent statewide, down from 4.98 percent the day before, when it fell back below the 5 percent mark

New York City's positivity rate is lower than many regions of the state at 3.99 percent which has led many restaurant and bar owners to question the decision to close indoor dining.

However, hospital beds are running out in the city with 81 percent now full and it has the lowest proportion of ICU beds available in the state - together with Mohawk County - with just 24 percent still empty.

With fears rising that the healthcare system could soon become overwhelmed, Cuomo made the unpopular decision Friday to shutter all indoor dining across New York City from Monday.

The backpedaling on reopening plans follows similar moves across other cities states.

Much of California has been plunged into a stay-at-home order and Los Angeles County has even banned outdoor dining, with one area of LA - Manhattan Beach - sidestepping the ban by setting up 'parklets'.

Parklets are public outdoor seating seating areas that fall outside the scope of the ban because public outdoor seating areas are not banned and the areas are not operated by the restaurants.

This comes as cases, hospitalizations and deaths are surging nationwide, with America recording its deadliest day since the pandemic began Friday.

New Yorkers head out into the restaurants this weekend before indoor dining is shut down again due to the pandemic. Restaurant Urban Vegan Kitchen in West Village pictured

With the clock ticking to the shuttering of indoor dining in the Big Apple, New Yorkers headed out Saturday to make the most of the chance to escape the winter weather. Restaurant Spunta Pizza in Manhattan

Diners were pictured descending on their favorite foodie hospots across New York City Saturday night to bag a table inside for what is likely to be the last time in 2020. Customers line up outside Dante in the West Village

New Yorkers are rushing to the city's restaurants and bars to enjoy a last supper with friends before Governor Andrew Cuomo's indoor dining ban kicks in on Monday

With fears rising that the healthcare system could soon become overwhelmed, Cuomo made the unpopular decision Friday to shutter all indoor dining across New York City from Monday.

Families and friends enjoyed meals inside their local joints Saturday night to make the most of indoor dining while they can

With the clock ticking to the shuttering of indoor dining in the Big Apple, New Yorkers headed out Saturday to make the most of the chance to escape the winter weather.

Families and friends enjoyed meals inside their local joints while some of the city's most iconic haunts had long lines outside as customers waited for the already limited tables - due to the current 25 percent capacity rule.

During the daytime, people were spotted brunching and having a festive drink inside several restaurants in Soho, Manhattan.


  • Diners were pictured descending on their favorite foodie hotspots across New York City Saturday night
  • New Yorkers were looking to enjoy indoor dining for what is likely to be the last time in 2020
  • Governor Cuomo announced Friday indoor dining will be banned from Monday across NYC
  • This marks a blow for the restaurant industry which was already struggling with 25% indoor capacity
  • COVID-19 hospitalizations in New York state are surging, reaching 5,359 Friday - the highest number on record since May when New York was the virus epicenter of the world
  • New York City's positivity rate is lower than many regions of the state at 3.99%
  • However, hospital beds are running out in the city with 81% now full and just 24% of ICU beds available
  • Outdoor - as well as indoor - dining has been banned in LA County, but Manhattan Beach officials, restaurant owners and foodies are sidestepping the ban by setting up 'public parklets'
  • Parklets are public outdoor seating seating areas that fall outside the scope of the ban because public outdoor seating areas are not banned and the areas are not operated by the restaurants
  • Nationwide, America hit a record high for hospitalizations for the seventh day in a row Saturday

Published: 03:54 BST, 13 December 2020 | Updated: 13:41 BST, 13 December 2020

New Yorkers are rushing to the city's restaurants and bars to enjoy a last supper with friends before Governor Andrew Cuomo's indoor dining ban kicks in on Monday.

Diners were pictured descending on their favorite foodie hotspots across New York City Saturday night to bag a table inside for what is likely to be the last time in 2020.

COVID-19 hospitalizations in New York state are surging, reaching 5,359 Friday - an increase of 38 in a single day and the highest number on record since May when New York was the virus epicenter of the world.

Of those hospitalized, 1,029 were in ICU and 563 were intubated.

The positivity rate was 4.58 percent statewide, down from 4.98 percent the day before, when it fell back below the 5 percent mark

New York City's positivity rate is lower than many regions of the state at 3.99 percent which has led many restaurant and bar owners to question the decision to close indoor dining.

However, hospital beds are running out in the city with 81 percent now full and it has the lowest proportion of ICU beds available in the state - together with Mohawk County - with just 24 percent still empty.

With fears rising that the healthcare system could soon become overwhelmed, Cuomo made the unpopular decision Friday to shutter all indoor dining across New York City from Monday.

The backpedaling on reopening plans follows similar moves across other cities states.

Much of California has been plunged into a stay-at-home order and Los Angeles County has even banned outdoor dining, with one area of LA - Manhattan Beach - sidestepping the ban by setting up 'parklets'.

Parklets are public outdoor seating seating areas that fall outside the scope of the ban because public outdoor seating areas are not banned and the areas are not operated by the restaurants.

This comes as cases, hospitalizations and deaths are surging nationwide, with America recording its deadliest day since the pandemic began Friday.

New Yorkers head out into the restaurants this weekend before indoor dining is shut down again due to the pandemic. Restaurant Urban Vegan Kitchen in West Village pictured

With the clock ticking to the shuttering of indoor dining in the Big Apple, New Yorkers headed out Saturday to make the most of the chance to escape the winter weather. Restaurant Spunta Pizza in Manhattan

Diners were pictured descending on their favorite foodie hospots across New York City Saturday night to bag a table inside for what is likely to be the last time in 2020. Customers line up outside Dante in the West Village

New Yorkers are rushing to the city's restaurants and bars to enjoy a last supper with friends before Governor Andrew Cuomo's indoor dining ban kicks in on Monday

With fears rising that the healthcare system could soon become overwhelmed, Cuomo made the unpopular decision Friday to shutter all indoor dining across New York City from Monday.

Families and friends enjoyed meals inside their local joints Saturday night to make the most of indoor dining while they can

With the clock ticking to the shuttering of indoor dining in the Big Apple, New Yorkers headed out Saturday to make the most of the chance to escape the winter weather.

Families and friends enjoyed meals inside their local joints while some of the city's most iconic haunts had long lines outside as customers waited for the already limited tables - due to the current 25 percent capacity rule.

During the daytime, people were spotted brunching and having a festive drink inside several restaurants in Soho, Manhattan.


  • Diners were pictured descending on their favorite foodie hotspots across New York City Saturday night
  • New Yorkers were looking to enjoy indoor dining for what is likely to be the last time in 2020
  • Governor Cuomo announced Friday indoor dining will be banned from Monday across NYC
  • This marks a blow for the restaurant industry which was already struggling with 25% indoor capacity
  • COVID-19 hospitalizations in New York state are surging, reaching 5,359 Friday - the highest number on record since May when New York was the virus epicenter of the world
  • New York City's positivity rate is lower than many regions of the state at 3.99%
  • However, hospital beds are running out in the city with 81% now full and just 24% of ICU beds available
  • Outdoor - as well as indoor - dining has been banned in LA County, but Manhattan Beach officials, restaurant owners and foodies are sidestepping the ban by setting up 'public parklets'
  • Parklets are public outdoor seating seating areas that fall outside the scope of the ban because public outdoor seating areas are not banned and the areas are not operated by the restaurants
  • Nationwide, America hit a record high for hospitalizations for the seventh day in a row Saturday

Published: 03:54 BST, 13 December 2020 | Updated: 13:41 BST, 13 December 2020

New Yorkers are rushing to the city's restaurants and bars to enjoy a last supper with friends before Governor Andrew Cuomo's indoor dining ban kicks in on Monday.

Diners were pictured descending on their favorite foodie hotspots across New York City Saturday night to bag a table inside for what is likely to be the last time in 2020.

COVID-19 hospitalizations in New York state are surging, reaching 5,359 Friday - an increase of 38 in a single day and the highest number on record since May when New York was the virus epicenter of the world.

Of those hospitalized, 1,029 were in ICU and 563 were intubated.

The positivity rate was 4.58 percent statewide, down from 4.98 percent the day before, when it fell back below the 5 percent mark

New York City's positivity rate is lower than many regions of the state at 3.99 percent which has led many restaurant and bar owners to question the decision to close indoor dining.

However, hospital beds are running out in the city with 81 percent now full and it has the lowest proportion of ICU beds available in the state - together with Mohawk County - with just 24 percent still empty.

With fears rising that the healthcare system could soon become overwhelmed, Cuomo made the unpopular decision Friday to shutter all indoor dining across New York City from Monday.

The backpedaling on reopening plans follows similar moves across other cities states.

Much of California has been plunged into a stay-at-home order and Los Angeles County has even banned outdoor dining, with one area of LA - Manhattan Beach - sidestepping the ban by setting up 'parklets'.

Parklets are public outdoor seating seating areas that fall outside the scope of the ban because public outdoor seating areas are not banned and the areas are not operated by the restaurants.

This comes as cases, hospitalizations and deaths are surging nationwide, with America recording its deadliest day since the pandemic began Friday.

New Yorkers head out into the restaurants this weekend before indoor dining is shut down again due to the pandemic. Restaurant Urban Vegan Kitchen in West Village pictured

With the clock ticking to the shuttering of indoor dining in the Big Apple, New Yorkers headed out Saturday to make the most of the chance to escape the winter weather. Restaurant Spunta Pizza in Manhattan

Diners were pictured descending on their favorite foodie hospots across New York City Saturday night to bag a table inside for what is likely to be the last time in 2020. Customers line up outside Dante in the West Village

New Yorkers are rushing to the city's restaurants and bars to enjoy a last supper with friends before Governor Andrew Cuomo's indoor dining ban kicks in on Monday

With fears rising that the healthcare system could soon become overwhelmed, Cuomo made the unpopular decision Friday to shutter all indoor dining across New York City from Monday.

Families and friends enjoyed meals inside their local joints Saturday night to make the most of indoor dining while they can

With the clock ticking to the shuttering of indoor dining in the Big Apple, New Yorkers headed out Saturday to make the most of the chance to escape the winter weather.

Families and friends enjoyed meals inside their local joints while some of the city's most iconic haunts had long lines outside as customers waited for the already limited tables - due to the current 25 percent capacity rule.

During the daytime, people were spotted brunching and having a festive drink inside several restaurants in Soho, Manhattan.


Ver el vídeo: Γιατί τρέμει η σκυλίτσα μου (Mayo 2022).